Estrategias DUSI y gobernanza municipal

Estrategias DUSI y gobernanza municipal

Los diferentes gobiernos locales que pasan por los Ayuntamientos tratan de poner en marcha  políticas en base a sus respectivos programas electorales que,  en algunos casos, no son convergentes con los verdaderos retos que se plantean las ciudades en este siglo en materia de desarrollo sostenible. Y  esto ocurre fundamentalmente por la falta de consenso y participación efectiva de los agentes sociales, económicos y de la ciudadanía en general,  a la hora de definir estrategias de futuro y superar los retos a los que se enfrentan nuestros municipios.

El parlamento Europeo, a través del  Fondo Europeo de Desarrollo Regional,  viene apoyando  e impulsando mediante programas operativos el desarrollo urbano sostenible, a través de la implantación de estrategias que establezcan medidas desde una perspectiva integrada, para hacer frente a los retos de índole económica, ambiental,  climáticos, demográficos y sociales que afectan a las zonas urbanas.

Estas estrategias vienen a configurar un efectivo mecanismo de coordinación, impulso, orientación y capacitación de los gestores municipales, como un instrumento fundamental para afrontar todos estos retos. Además, a través de la inmersión municipal en la participación de estos programas, se consigue conocer y compartir resultados de otras estrategias y   proyectos que reciben financiación europea, y que cumplen las directrices europeas establecidas en materia de desarrollo sostenible, lo cual genera unas sinergias positivas e invita a la participación, a su vez,  en otros proyectos europeos.

La elaboración y desarrollo de una estratégica  urbana sostenible e integradora,  se fundamenta con carácter general, según las orientaciones planteadas por el grupo de trabajo  sobre estrategias integradas  en actuaciones de desarrollo urbano sostenible 1, en la identificación inicial de problemas en el ámbito urbano, análisis integrado, diagnóstico y definición de resultados esperados, delimitación del ámbito de actuación, plan de implementación de la estrategia y definición de indicadores, todo ello con una efectiva participación pública  buscando la máxima implicación de los agentes locales.  La participación ciudadana se muestra de esta manera como la piedra angular de la definición de la estrategia,  tanto en su elaboración como en su implantación, debiendo quedar plenamente justificados  los  mecanismos empleados para la información y consulta a los ciudadanos, y demás agentes económicos, sociales e institucionales.

Es por tanto la elaboración de la estrategia de desarrollo urbano sostenible integrada (DUSI) una herramienta importante para el conocimiento de los problemas a que se enfrentan nuestros municipios,  el análisis de las posibles soluciones a los problemas planteados y la elaboración de líneas estratégicas desde una perspectiva integrada. Se concibe pues como una herramienta de gestión de gran valor para los gobernantes municipales y que deberá contar con un gran consenso para su efectiva implantación,  debido fundamentalmente a la exigencia de la participación ciudadana. Las estrategias  DUSI deben  identificar   claramente las necesidades y problemáticas del área urbana, así como sus activos y potencialidades, delimitando de forma precisa el ámbito de actuación y la población afectada, empleando  para ello indicadores y variables de índole social, demográfica, económica y ambiental. Todo ello, debe conducir a que la estrategia incorpore un plan de implementación que describa las líneas de actuación, una planificación temporal por objetivo temático desarrollado y los indicadores de productividad para las líneas de actuación incluidas en el plan de implementación.

Los Alcaldes y concejales de nuestros municipios que decidan realizar una estrategia DUSI, pueden encontrar un documento que a medio y largo plazo marque la “hoja de ruta” del devenir del municipio hacia un objetivo de sostenibilidad, igualdad y respeto de los valores cívicos. Los principios y objetivos transversales de la estrategia, deben considerarse como un reto irrenunciable y que debe ser el guión de las corporaciones venideras que, con independencia del color político que sustente el poder,  encuentre en ellos la motivación necesaria para su consecución. Es por ello de vital importancia, tal y como se ha indicado anteriormente,  que durante la elaboración de la estrategia se anime a la participación masiva de todos los agentes locales. Aquí tienen una importante oportunidad, tanto equipos de gobierno como en oposición, de entablar acuerdos estratégicos para el futuro municipal que incluya acciones en pro de la igualdad entre hombres y mujeres  y que se contribuya a alcanzar una mayor integración en el mundo laboral y social tanto a mujeres , discapacitados y otros colectivos marginados como inmigrantes y minorías étnicas.

Otro de los objetivos básicos  que debe definir la estrategia DUSI  es la de establecer medidas estratégicas en materia de educación, empleo, sanidad y lucha contra la pobreza, además de establecer la accesibilidad universal con condición previa para la participación en la sociedad y en la economía. La estrategia diseñada debe considerar además, medidas precisas de protección ambiental, eficacia del uso de recursos,  descarbonización de la economía y la minimización de las emisiones a la atmósfera, entre otras.

Qué duda cabe  que, la definición de estrategias de desarrollo urbano sostenible, supone una oportunidad para que los gobernantes municipales tengan un conocimiento de fondo de los retos a que se enfrentan las zonas urbanas de nuestros municipios,  y cuáles son las herramientas necesarias para abordarlos de forma sostenible por el bien de esta generación y venideras.


mm
Antonio Campillo García

Deja un comentario